Basa Blancos de Rueda

En 1996 fuimos a Rueda a elaborar un buen vino blanco. Las colinas de suelo pedregoso y cal y la variedad verdejo autóctona de esta zona eran argumentos muy atractivos.

En aquellos años era un reto hablar de un gran vino blanco español y a nosotros nos motivó mostrar esta faceta de nuestra tierra.

Como no tuvimos más remedio que tener éxito, hicimos un vino fácil, incluso caímos en la tentación de trabajar con la variedad Sauvignon para que los mercados anglosajones entendieran nuestro vino. Basa se vendió por medio mundo.

Hemos vivido en primera línea el desarrollo de esta zona, su éxito comercial y el peligro de este éxito. Siempre agradecemos a Basa lo que nos ha dado. Ahora, ya llevamos unos años intentando volver a un Rueda más sobrio, más original. Nos centramos en las variedades autóctonas, nos alejamos de lo comercial. Llevamos 10 años elaborando un gran vino de Rueda, El Transistor, que intenta revelar el auténtico carácter del mejor Verdejo de Rueda. Quizás este trabajo sea nuestro mayor compromiso con esta zona de Castilla.