TR_WEBSITE_LOGOTYPES_MATALLANA.png

TR-Matallana-2004.png

MATALLANA

En el invierno de 2012, los viñedos de Ribera del Duero sufrieron temperaturas heladoras. La primavera fue húmeda, lo que permitió a estos viñedos austeros madurar perfectamente, tras la que vino un verano largo y seco. Las lluvias y las temperaturas suaves de septiembre contribuyeron a conseguir una maduración completa y equilibrada de los viñedos, que transcurrió hasta principios del mes de octubre.

Para nosotros Matallana es la expresión del paisaje austero y continental de las  mesetas desiertas, los valles y las terrazas de Ribera de Duero. Es el fruto de tres parcelas y de tres suelos completamente diferentes.

“El Bosque”, con una altura de 860 metros, con orientación norte en laderas ascendentes y con suelo arcilloso.

“La Loma”, con una altura de 820 metros, con orientación sur, en una ligera ladera  con suelo pedregoso de textura gruesa, desarrollado en una terraza del Pleistoceno. 

“Valdeloscuevas”, con una altura de 920 metros, orientación este y suelo llano y poco profundo en un estrato de pura caliza.

En los tres casos la variedad “Tinto Fino” es el denominador común, con pequeños porcentajes de “Navarro”, “Valenciano” y “Albillo Mayor”.

Elaboración de vino nada sofisticada, 100% en depósitos de madera. Largo envejecimiento en roble no agresivo.

Botellas producidas: 2.288